Nuevo pensamiento

Nuevo pensamiento

 

El Nuevo Pensamiento es una corriente filosófica surgió a mediados del siglo XIX en Estados Unidos y se desarrolló durante el siglo XX, periódo durante el cual se crearon algunas instituciones filosófico religiosas, entre las que destaca Unity, la Ciencia de la Mente y la Ciencia Divina.

 

El mensaje central del Nuevo Pensamiento es que el pensamiento de cada persona es lo que origina sus experiencias, poniendo énfasis en el pensamiento positivo, la meditación y las afirmaciones positivas.

 

Se considera que Phineas Parkhurst Quimby (1802-1866) es el padre intelectual de este movimiento, influido también por Ralph Waldo Emerson (1803-1882). Entre los muchos escritores que desarrollaron el Nuevo Pensamiento se encuentran William Walker Atkinson (1862-1932), Napoleón Hill (1883–1970), Emmet Fox (1886-1951), Ernest Holmes (1887-1960), Joseph Murphy (1898-1981), Neville Goddard (1905-1972), Louise L. Hay (1927-2017), y Wayne Dyer (1940 – 2015), sólo por nombrar algunos.

 

El movimiento Unity fue fundado por Charles Fillmore y su esposa Myrtle Fillmore, en 1889, fundado en la interpretación metafísica de la Biblia, donde se representaría el viaje de evolución de la humanidad hacia su despertar espiritual, que se llevaría a cabo mediante el contacto con el Cristo Interno, la oración, la conducta y el pensamiento positivo.

 

La Ciencia de la Mente se fundó en 1927 por Ernest Holmes, como movimiento espiritual, filosófico y metafísico dentro del Nuevo Pensamiento. Sus postulados son que la ciencia religiosa es una correlación de leyes de la ciencia, opiniones de filosofía y revelaciones de religión aplicadas a las necesidades humanas y que su autoridad deriva de lo que puede ser logrado por las personas que la practican.

 

La Ciencia Divina fue fundada por Malinda E. Cramer en 1888, afirmando que Dios es un Principio Omnipresente. Se basa en la creencia de Dios como ser omnipotente de amor, sabiduría, poder y sustancia; que Dios es la naturaleza de todo lo que existe. Su práctica es la oración afirmativa, la contemplación, la meditación y la práctica de la Presencia de Dios. Destacan de este movimiento Joseph Murphey y Emmet Fox, conocidos a nivel mundial por sus obras.